Adiós a lo nórdico. Bienvenidos a los espacios de inspiración oriental, a los detalles rústicos, a los muebles años 20 y a las combinaciones de materiales industriales, corcho y baldosas en todo tipo de ambientes, desde el baño al salón. Las tendencias en cortinas vienen marcadas por la sencillez y los colores planos, que van desde el aplaudido Greenery (elegido por Pantone como color del año) al blanco roto más clásico.

Si eres de los nuestros y te apasiona el interiorismo, no debes perderte este artículo en el que el equipo de Bluxshop -la tienda online de Bandalux- ha recogido los 10 mandamientos del diseño de interiores para este 2017. Las claves son muy básicas y, sobre todo, fácilmente combinables sin que necesites tener el título de interiorista experto. Basta con un poco de sentido común, gusto por lo sencillo y el catálogo de Bandalux 2017.

 Con su cambio de imagen, la marca Bandalux ha aprovechado también para cambiar y renovar su catálogo dando cada vez más presencia a uno de los elementos que comienza a apuntar como pieza clave en todo espacio de decoración que se precie, ya sea vivienda particular o negocio. Se trata de los paneles japoneses: Asia está de moda y es fuente de inspiración para muchos diseñadores de interiores a la hora de reestructurar los espacios más complejos.

 Paneles japoneses y aires retro

 Los lugares que beben de las técnicas japonesas de decoración emanan una energía especial, sincera, pausada y acogedora, basada en escasos elementos pero de muy buena calidad. Así, las paredes se sustituyen por paneles japoneses modulables, versátiles e intercambiables fácilmente cuando se desee.

 Además de lo asiático, en la lista de detalles que marcan las tendencias del diseño de interiores para este 2017 no se pueden dejar de lado las piezas y elementos más rústicos y tradicionales. Las baldosas decoradas (los clásicos suelos hidráulicos) y las de terracota viajan del exterior de las casas al interior, creando rincones mágicos que abrazan y dan carácter.

 Las baldosas y los suelos hidráulicos son perfectos para baños, cocinas y galerías interiores o para revitalizar áreas funcionales como la lavandería y coladuría. Lo más de lo más es cambiar su uso del suelo a las paredes, como si fueran un papel de pared. No conviene abusar, basta con un pasillo central en el suelo, bordeando una mesa o una bañera o en la pared frontal de la cocina o un lateral de la galería.

 Corcho aquí, corcho alllá

 Otro elemento que debe ir en la lista de imprescindibles de 2017 es el corcho, uno de los grandes olvidados de las últimas décadas que amenaza con convertirse en un imprescindible para los próximos años. Corcho sí, pero ¿corcho, dónde? Pues combinado con las paredes blancas en espacios de trabajo dentro de una casa o también en el dormitorio de los niños para que puedan jugar a crear su propia decoración de pared con sus trabajos de clase. Es un buen sustituto a las oscuras paredes de pizarra ya que el corcho es más amable y cálido.

 Los metales de estilo industrial aparecen en el libro de tendencias para este 2017 con subrayado. Se plantean en los proyectos de decoración como un detalle del que no se debe abusar pero que sí le da empaque a las zonas de la casa de uso más común: salones, recibidores e incluso cocinas, con paredes de ladrillo vista y vigas metalizadas. El negro mate es uno de los colores de moda para estos elementos. Huye de los brillos y satinados pues acaban cansando a la primera de cambio.

Lo vintage sigue al alza. Reutiliza, transforma, reinventa y recupera detalles de la casa de la abuela, del taller de tu padre, del rastro o de la tienda de segunda mano más cercana. Reciclar elementos de otras épocas introduciéndolos como una pieza perdida dentro de otros estilos de decoración más modernos dan personalidad y color a los espacios, rompen las líneas más sobrias y le dan historia a los muebles con líneas planas tipo nórdicas. Las piezas desgastadas, las maderas oscuras y viejas y los metales ajados juegan un papel importante en este sentido si se conjugan bien.

 

La geometría es el último apunte que no se puede dejar de lado si uno quiere sobresalir en el diseño de interiores y marcar estilo. Los estampados van precisamente en esta línea, con figuras de gran tamaño. Es prudente, por tanto, reducirlos a los objetos de decoración como los cojines. No aplicar a tus estores y cortinas o a un papel de pared (aquí mejor apostar por los de estilo artístico y en habitaciones con estilos muy sobrios en mobiliario y distribución). Los estampados geométricos son una seña de atrevimiento e identidad, sus colores pueden ser muy locos y con grandes contrastes, siempre y cuando, lo dicho, se limiten a pequeños objetos decorativos dentro del conjunto.